Pulsa «Intro» para saltar al contenido

El Gobierno argentino versus la cultura de las marchas de protestas

El vocero presidencial de Casa Rosada, Manuel Adorni, dio su habitual conferencia de prensa matutina el 7 de mayo. Entre los anuncios, recordó el tramo final del debate dela ley Bases en el Senado. El vocero presidencial lanzó críticas a la advertencia del gremio aeronáutico al decir, «ante algunas amenazas de escraches a los legisladores por parte de ‘sindicalistas aeronáuticos’ bajo la excusa de que estos senadores están o estarían traicionando mandatos populares», Así, marcó una línea entre «escraches» fuera del Gobierno a quienes apoyan la ley Bases y «escraches» desde el Gobierno a quiénes se oponen a la ley Bases.

Se espera que durante la mañana del 7 de mayo se concentren manifestantes en cientos de puntos del país, 48 horas antes del paro general, para expresar su oposición a la ley Bases. La protesta fue convocada por los líderes de varias organizaciones de izquierda y movimientos sociales, tales como Alejandro «Peluca» Gramajo, secretario general de la Unión Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y dirigente del Movimiento Evita; Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero; Silvia Saravia, cabeza de Libres del Sur; Dina Sánchez perteneciente al Frente Popular Darío Santillán; y Juan Carlos Alderete, coordinador nacional de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), entre otros.

«Javier Milei y Sandra Pettovello [ministra de Capital Humano] le sacaron la comida a los comedores populares y destruyen los programas sociales, por eso nos movilizamos en 500 puntos del país», afirmó Belliboni sobre la movilización.

Con respecto a la seguridad de los legisladores durante la jornada del debate en el Congreso prevista para el 7 de mayo, el vocero presidencial afirmó: «por supuesto, rechazamos cualquier tipo de incitación a la violencia y el gobierno va a garantizar la seguridad de cada uno de los senadores que se acerquen a debatir el proyecto».

Quizás también te interese:  Todo lo que debes saber sobre las oportunidades de empleo público en Tàrbena: ¡Descubre cómo conseguir tu puesto ideal!

Por otra parte, Adorni se refirió a las expresiones de algunos líderes gremiales al decir que «esto además se suma a otras manifestaciones con un tinte, si se quiere, en lo discursivo, mafiosos como fue la que se refirió algún personaje con respecto al paro general que va a ocurrir aparentemente el jueves definiéndolo como un mensaje hacia nosotros [el gobierno]». A pesar de no aclarar el autor de ese mensaje, se puede interpretar el trasfondo como una referencia a Pablo Moyano, cosecretario general de la Confederación General de Trabajo (CGT), quien afirmó, «el paro general es un mensaje para los senadores de otros bloques, entre comillas dialoguistas, que todavía no se decidieron. Les exigimos que no voten la ley Bases».

Sobre el paro general previsto para el 9 de mayo, el vocero presidencial Manuel Adorni ofreció una reflexión al respecto: «lo cierto es que nos parece que los responsables de la decadencia que estamos viviendo en Argentina estén nerviosos indica que efectivamente hay cosas que estamos haciendo bien». Para concluir, el vocero se expresó sobre las marchas de protestas, «no vamos a ceder ante la extorsión, esto se sabe y es una frase repetida por nosotros y que cumpliremos a rajatabla».

NotiPress/Axel Olivares