Pulsa «Intro» para saltar al contenido

El Gobierno de Estados Unidos destinará más de 100 mdd para las automotrices

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, anunciará este 5 de mayo que el gobierno destinará nuevos recursos y fondos para pequeñas y medianas empresas fabricantes de automotores y trabajadores del automóvil. Como parte de su gira de Oportunidades Económicas, la vicepresidenta estará acompañada de la gobernadora, Gretchen Whitmer; la secretaria de Energía, Jennifer Granholm; y la secretaria de Trabajo interina, Julie Su, para realizar el anuncio en la ciudad de Detroit, Michigan.

«Gracias a la agenda de Inversión en Estados Unidos del presidente Biden y el vicepresidente Harris, desde que asumieron el cargo, las empresas han anunciado más de 170 mil millones de dólares en inversiones en vehículos eléctricos (EV) y fabricación de cadenas de suministro de baterías, lo que convierte a Estados Unidos en el líder mundial en inversión en fabricación de vehículos eléctricos», aclara el comunicado de prensa de la Casa Blanca.

Además, en este se menciona que la industria automotriz ha sumado 250.000 puestos de trabajo y 20 nuevas plantas de automóviles y baterías, esto «después de perder 90.000 puestos de trabajo durante la Administración anterior», dice el comunicado.

Entre los anuncios que hará la vicepresidente estadounidense se encuentra que más de 100 millones de dólares se utilizarán para financiar pequeños y medianos fabricantes de autopartes con el fin de ampliar o reequipar sus instalaciones de fabricación. Aunado a esto, el departamento de Energía reservará 50 millones de dólares de su «Programa de Subvenciones para la Conversión Automotriz», destinado a la ayuda hacia proveedores para pasar de la fabricación de piezas de motores de combustión interna a la fabricación de piezas para la cadena de suministro de vehículos eléctricos.

Quizás también te interese:  INE anuncia horarios de transmisión para conocer resultados de elecciones

Por otro lado, el departamento de Energía destinará otros 50 millones de dólares al «Programa de Subvenciones para la Implementación del Centro de Evaluaciones Industriales» con el fin de ayudar a los proveedores de automóviles a impulsar proyectos de diversificación y conversión de la fabricación.

Cabe destacar, también se llevarán a cabo acciones para ampliar la capacitación de la fuerza laboral con la finalidad de mejorar la calidad del empleo en la cadena de suministro de vehículos eléctricos, enfocándose en las comunidades automovilísticas del Medio Oeste. El plan consiste en la designación de 24 millones de dólares en subvenciones para vehículos eléctricos y otras energías limpias, como también, capacitación de la fuerza laboral de fabricación avanzada.

En este sentido, el Departamento de Energía abrirá solicitudes para becas como un «acelerador de preparación de la fuerza laboral comunitaria para proyectos importantes» (RAMP). Los becarios tendrán la posibilidad de preparar proyectos que atiendan a las poblaciones locales que han recibido importantes inversiones en energía limpia y fabricación.

Respecto a esto, Kamala Harris anunciará nuevos programas de asistencia técnica que ayuden a los fabricantes de autopartes a desarrollarse en el sector de vehículos eléctricos y otros mercados.

«Estas acciones se basan en el compromiso continuo de la Administración Biden-Harris de garantizar que los trabajadores y las empresas que construyeron la industria automotriz sigan siendo anclas de la comunidad para las generaciones venideras, incluidos los más de 250.000 trabajadores automotrices en proveedores pequeños y medianos de autopartes en todo el país», afirma el comunicado de prensa de la Casa Blanca.

NotiPress/Axel Olivares