Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Recicladores se manifestaron en las calles de Bogotá

Durante la mañana del 15 de mayo, cientos de manifestantes ocuparon las calles de Bogotá afectando así el transito en toda la ciudad. Un grupo de aproximadamente 300 recicladores se congregaron en la localidad de Chapinero, en el norte de Bogotá. Los recicladores están reclamando mejores salarios y un seguro para poder desempeñar la labor, como también mejores condiciones laborales y garantías para seguir ejerciendo el reciclaje.

Desde las 4 de la mañana, los manifestantes se concentraron en la intersección de la calle 96 con la carrera 12, bloqueando la circulación vehicular con carretas y pancartas. La protesta se dirigió a la sede de la Comisión Reguladora de Agua Potable. Mientras tanto, las autoridades ya se encontraban en el lugar para intentar manejar y dispersar la concentración.

Entre los reclamos de los manifestantes, solicitan el «rescate y pronto pago de la remuneración retenida por las empresas de manejo de basuras a las organizaciones de recicladores». Además, piden la «verificación efectiva y eficaz a las organizaciones para detener el desplazamiento de los verdaderos recicladores de oficio y protección a los usuarios del servicio público de aseo».

Yaneth Espinela, representante legal de la Asociación Nacional de Recicladores habló con Blu Radio y declaró que la manifestación busca que «se permita la modificación del Decreto 596 de 2016, que nos reconoce el trabajo a nosotros y nos formaliza; pero a la vez es muy amplio, pues permite que actores que tienen intereses económicos (privados e incluso el Gobierno) nos quieran sacar».

El gremio afirma sentirse perseguido por la Superintendencia y por la CRA. Espinela dijo que «lo que nos pagan no alcanza para pagarle un salario a los recicladores, reconocerles prestaciones, ARL, que sí nos están exigiendo: no nos dan, pero sí nos exigen».

Quizás también te interese:  Evelyn Salgado expulsa recientemente a secretarios de Gobierno y Seguridad

Según lo que cuenta Espinela, la tarifa que reciben a cambio del material reciclado no es suficiente para cubrir gastos como el arriendo de las bodegas en las cuales se separa el material reutilizable, Como consecuencia, se dificulta brindar prestaciones sociales al personal que se ocupa de la limpieza y aprovechamiento de las basuras.

Por un lado, no dejan ingresar a los recicladores a conjuntos residenciales por no estar afiliados a ARL. «En muchos conjuntos residenciales nos cobran, el reciclador tiene que lavar las canecas» afirma Espinela. Por otro, denuncian que la funcionaria de la Comisión de Regulación Agua y Saneamiento Básico (CRA), Ruth Maritza Quevedo, «se quiere quedar con el negocio del reciclaje en toda Colombia».

Quevedo representa al gremio, sin embargo, ellos no la reconocen como tal. Los recicladores más bien consideran que el Gobierno ha tratado de tomar control sobre la actividad del reciclaje. La experta comisionada de la CRA posicionada por el presidente Gustavo Petro ha negado realizar cualquier negocio relacionado con el reciclaje y, por el contrario, desde la CRA han «tratado de escuchar y reconocer las posturas de diferentes recicladores». Hasta el momento, no ha habido declaraciones oficiales de la CRA, no obstante, Quevedo anunció que la entidad tomará las medidas indicadas para resolver el conflicto.

NotiPress/Axel Olivares