Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Rumbo a un mundo más verde: G7 busca eliminar energía con base en carbón para 2035

Según un informe del World Economic Forum (WEF), el G7 ha acordado eliminar gradualmente la energía que tiene como base carbón para 2035. Los ministros de energía de las 7 superpotencias mundiales firmaron un acuerdo para ponerle fin a las centrales eléctricas de carbón entre un periodo desde 2030 hasta 2035, ofreciendo también un margen de maniobra a los países cuya economía depende de este tipo de energía.

Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos se comprometieron a «eliminar gradualmente la generación incesante de energía a carbón en nuestros sistemas energéticos durante la primera mitad de la década de 2030″. No obstante, la fecha puede estar sujeta también a la intención de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales.

Es la primera vez que se ha fijado un camino y un objetivo para el carbón. Es una señal muy fuerte de los países industrializados. Es una gran señal para el mundo para reducir el carbón», comentó para The Guardian Gilberto Pichetto Fratin, ministro italiano de Medio Ambiente y Seguridad Energética, quien estuvo presente en la reunión.

Así, el compromiso del G7 sigue el acuerdo pactado en el COP28 celebrado en diciembre de 2023, en el cual una suma de casi 200 países se comprometió a seguir «la transición de los combustibles fósiles en los sistemas energéticos».

Frente a un pico en la generación de energía con combustibles fósiles en 2023, «la disminución de las emisiones del sector energético es ahora inevitable», afirma Dave Jones, director de Global Insights de Ember, un think tank enfocado en la aceleración de la transición de energías limpias.

Quizás también te interese:  Clínicas veterinarias gratuitas en Edomex y CDMX

Para 2024, Ember espera una considerable reducción de emisiones, así asegura, «2023 fue probablemente el punto de inflexión (el pico de emisiones en el sector energético), un importante punto de inflexión en la historia de la energía. Pero el ritmo de caída de las emisiones depende de qué tan rápido continúe la revolución de las energías renovables», mencionó Jones.

En palabras del WEF, «el consumo y la producción de energía contribuyen a dos tercios de las emisiones globales, y el 81% del sistema energético global todavía se basa en combustibles fósiles, el mismo porcentaje que hace 30 años». Frente a esto, el informe publicado por el Foro afirma que «se necesitan políticas efectivas, acción del sector privado y cooperación público-privada para crear un sistema energético global más inclusivo, sostenible, asequible y seguro».

NotiPress/Axel Olivares