Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Starliner de Boeing: retrasos, expectativas y el futuro de la cápsula espacial

A horas del primer lanzamiento a bordo de la cápsula Starliner de Boeing llegaron al evento astronautas de la NASA. Sin embargo, la misión se canceló dos horas antes de dar inicio con la cuenta regresiva del lanzamiento. Esto debido a problemas en la válvula del cohete Atlas V, este consiste en un vehículo de carga encargado de lanzar la cápsula al espacio.

Tras el acontecimiento antes descrito, los funcionarios del lanzamiento todavía no definen una nueva fecha para un segundo intento de lanzamiento, pero se especula esto pueda llevarse a cabo el 10 de mayo. Así, Ken Bowersox, administrador asociado de operaciones espaciales de la NASA, mencionó, «vale la pena esperar por las cosas buenas, y pronto tendremos la oportunidad de ver ese cohete y la nave espacial despegar aquí».

De esta forma, la válvula que presentó problemas se ubica en la segunda etapa del cohete Atlas V, la parte superior del vehículo conectada a la nave espacial Starliner. Aunque es normal que en cierto punto estas válvulas comiencen a zumbar mientras se abren y cierran, el problema surge cuando el zumbido es demasiado, pues puede indicar fallas, aseveró Tory Bruno, director ejecutivo de United Launch Alliance. Ante este dilema, los funcionarios evaluarán las acciones que necesitan realizar para solucionar los problemas con la válvula.

Cabe destacar, este lanzamiento de Starliner de Boeing formaba parte de la última etapa antes de que la NASA considere la nave de Boeing lista para las operaciones de rutina del Programa de tripulación comercial de la agenda federal. Este cohete es la propuesta de Boeing para competir contra Crew Dragon de Space X.

Quizás también te interese:  Descubre los mejores restaurantes en Lúcar: sabores únicos en cada rincón

Respecto al papel del proyecto es encesario mencionar, el lanzamiento de Starliner es muy relevante, pues la NASA esperó mucho tiempo para que su tripulación comenzara a volar en este. Debido a que el desarrollo de Starliner tuvo varios contratiempos y errores con la tripulación. Por lo cual, Boeing, la empresa a cargo de la construcción de la nave, se plagó de escándalos alrededor de sus proyectos.

Durante 2014, la NASA eligió a Boeing para el desarrollo de Starliner, al mismo tiempo que pidió a SpaceX la cápsula Crew Dragon. No obstante, este último ganó la carrera de ambos proyectos, lanzando el Crew Dragon el 20 de mayo de 2020. Luego de este proyecto, Space X se encarga de varias de las necesidades de transporte de tripulación de la NASA.

NotiPress/Alondra Reyes