Pulsa «Intro» para saltar al contenido

En lugar de Milei, Mondino representó al país en la cumbre del Mercosur

A pesar de que la participación de la delegación argentina en la cumbre del Mercosur celebrada en Asunción, Paraguay no tuvo como principal representante al presidente del país, Javier Milei, su asistencia no quiso pasar desapercibida. La canciller argentina, Diana Mondino, hizo pública la percepción del gobierno argentino con respecto al bloque multinacional.

Luego de afirmar que la organización necesitaba un «shock de adrenalina» para impulsar las negociaciones con otros países, la canciller lamentó no alcanzar el consenso para un proyecto final de comunicado conjunto de los Estados Partes y Estados Asociados. Además, afirmó que «el valor agregado de este tipo de encuentros radica precisamente en el intercambio de puntos de vista, lo que lejos de constituir un problema, tiene que ser aceptado como una sana práctica, en beneficio de todos sus miembros».

Por otro lado, la canciller insistió en los valores que pregona el gobierno libertario y afirmó que «un sistema económico basado en la libre empresa es la única herramienta con la que contamos para terminar con el hambre, la pobreza y la indigencia«. En este sentido, invitó a los Estados miembros a cooperar en vías del libre mercado.

Tenemos un Mercosur con exceso de regulaciones, que se cerró en sí mismo, un Mercosur que, con el argumento de erigirse en una ‘barrera protectora’ frente a las importaciones desde terceros mercados no hacía más que limitar sus propias exportaciones, lesionando el sistema de equilibrio general que subyace al intercambio comercial», afirmó Mondino. Asimismo, agregó que «pasamos de «crear» comercio a «desviarlo». Lo que es peor aún, nuestra unión es una unión aduanera bastante imperfecta».

Mondino afirmó que con el plan de reformas para desregularizar la economía, Argentina se encamina a abrirse al mundo y el Mercosur, considera la canciller, puede ser el camino. Para esto, exhortó a la cumbre a lograr «un Mercosur voraz, con esteroides; estos 30 años donde no se avanzó mucho se deben terminar».

Quizás también te interese:  Tensión y cooperación: China negocia con la Unión Europea sobre la balanza comercial

A pesar de transmitir un discurso no muy diferente al que Milei podría haber dado, la ausencia del presidente llamó la atención de otros mandatarios. Entre ellos, el próximo presidente pro tempore y presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, hizo alusión a la falta del mandatario argentino al decir que «no solo importa el mensaje, es muy importante el mensajero». Además, agregó que «si el Mercosur es tan importante acá deberíamos estar todos los presidentes. Para nosotros es importante, por eso estoy acá».

Para responder a las críticas, Mondino resaltó la relevancia de estos encuentros a pesar de las diferencias. «Para dejar de ser un Mercosur chiquito, protegido, miedoso», la canciller propuso una hoja de ruta para alcanzar, «parafraseando a nuestro próximo presidente pro tempore, mi estimado Lacalle Pou, un Mercosur más flexible, un Mercosur más moderno».

NotiPress/Axel Olivares