Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La esclerosis múltiple afecta más a mujeres que a hombres, según Issemym

El 30 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple. Al respecto, el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (Issemym) lanzó una ficha informativa para conocer más sobre esta enfermedad.

De acuerdo con la Secretaría, la esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica crónica que tiene origen en el sistema nervioso. Por lo cual afecta el cerebro y médula espinal, comúnmente, esta se detecta a la edad de 30 años.

Así, la esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune que afecta el sistema nervioso central, destruyendo la sustancia que rodea y protege las células nerviosas, impactando fibras nerviosas, el encéfalo, la médula espinal, los nervios ópticos y el tronco cerebral.

Esta se considera la enfermedad inflamatoria más común y la principal causa de incapacidad neurológica en adultos jóvenes. Los síntomas incluyen fatiga, deterioro intelectual, temblores, espasmo hemifacial, movimientos involuntarios de músculos (distonía), hormigueo, dolor en las manos, problemas de equilibrio, cambios emocionales, y incontinencia urinaria.

De acuerdo con el Issemym, la enfermedad afecta mayormente a mujeres, con un hombre por cada dos mujeres diagnosticadas, los primeros síntomas suelen aparecer entre los 20 y 40 años. El diagnóstico se realiza mediante la revisión de la historia clínica, síntomas, resonancia magnética cerebral, punción lumbar y pruebas sensoriales.

Aunque no existe cura, avances en tratamientos han permitido controlar la enfermedad, reduciendo la frecuencia y severidad de los brotes, y limitando la discapacidad neurológica. Los pacientes requieren tratamiento farmacológico y fisioterapia, lo cual ayuda a reeducar y mantener el control voluntario del cuerpo, mantener una postura normal, evitar movimientos anormales para prevenir fatiga y lesiones, disminuir el deterioro del tono muscular, y estimular los sentidos para mantener movimientos normales y seguros.

Quizás también te interese:  Debate sobre la educación pública y privada en Argentina

Cabe destacar, a pesar de ser una condición crónica, con un tratamiento adecuado, los pacientes pueden llevar una vida normal aprendiendo a convivir con la enfermedad y gestionando sus síntomas de manera efectiva. Los pacientes con este diagnóstico pueden y deben llevar a cabo una vida normal, pero deben aprender a convivir con la enfermedad. En esta enfermedad, el sistema inmunitario destruye la sustancia que rodea y protege las células nerviosas y afecta a las fibras nerviosas. La esclerosis puede afectar el encéfalo, la médula espinal, los nervios ópticos, la sustancia blanca del cerebro y el tronco cerebral, asegura el Issemym.

NotiPress/Alondra Reyes