Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Narendra Modi está en busca de su tercer mandato en India

Las elecciones más grandes del planeta se dieron por finalizadas el sábado 1 de junio. Luego de seis semanas, se reveló que 640 millones de personas fueron a votar de los casi 970 millones de votantes registrados. Así, se tiene previsto que el martes 4 de junio se den a conocer los resultados. Por su parte, el primer ministro de India, Narendra Modi, se muestra optimista frente a los comicios.

El líder indio, quien busca un tercer mandato consecutivo, publicó el sábado en su cuenta de X, «puedo decir con confianza que el pueblo de la India ha votado en cifras récord para reelegir al gobierno de la NDA», refiriéndose a su partido Alianza Democrática Nacional. «Han visto nuestro historial y la manera en que nuestro trabajo ha provocado un cambio cualitativo en las vidas de los pobres, marginados y oprimidos», agregó.

Narendra Modi, de 73 años, es el primer ministro de India desde 2014. Si logra ganar esta elección, se convertiría en el segundo líder indio en ocupar el poder por un tercer mandato después del exprimer ministro, Jawaharlal Nehru. Según la boca de la urna, se espera que Modi obtenga una victoria arrasadora sobre la alianza opositora, liderada por el Partido del Congreso.

Desde que Modi ingresó al gobierno, este ha gozado de una gran popularidad. India ha logrado posicionarse como una de las economías más fuertes del mundo. Sin embargo, su gobierno se ha caracterizado por alimentar a la polarización a través de discursos de odio dirigido hacia la población musulmana, la cual representa un 14% de la población. Según indican sus críticos, la democracia durante la última década ha tambaleado por causa de las políticas nacionalistas de Modi fuertemente relacionadas con la religión hindú.

Quizás también te interese:  La teoría política de Jean-Jacques Rousseau: El contrato social y la democracia

A pesar de la popularidad de Modi, durante los últimos años creció el descontento entre la población preocupada por el aumento del desempleo y la inflación en contraposición del crecimiento económico del país. Este ha sido el principal argumento de la oposición, principalmente de Rahul Gandhi, del Partido del Congreso.

La sorpresiva cifra de votantes ha sido, no obstante, menor a las elecciones de 2019. Así, muchos culpan a la expectativa de que Modi sea el ganador. Sin embargo, los estados del norte de India pasan por una ola de calor que, durante los comicios, se ha cobrado la vida de más de 30 personas. Las máximas estuvieron por encima de los 45 grados centígrados.

NotiPress/Axel Olivares