Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Pemex reduce su deuda en 30 mmdd; pasó a 101 mmdd

Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), anunció que la deuda de la empresa estatal disminuyó en 30 mil millones de dólares durante el actual sexenio, marcando un avance significativo en el objetivo de saneamiento financiero de la paraestatal.

Según las cifras presentadas el 3 de mayo en la mañanera de presidencia, en 2018, al inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la deuda de Pemex se situaba en 131 mil millones de dólares. Romero Oropeza indicó que para 2024, la deuda se reducijo a 101 mil millones de dólares, representando una disminución de 30 mil millones de dólares.

Es muy ilustrativa la gráfica. Miren cómo se duplicó la deuda en estas administraciones, llegando a 131 mil millones, y cómo en esta administración del presidente López Obrador se ha reducido a 101 mil», argumentó Romero Oropeza al presentar una gráfica que muestra la evolución del endeudamiento de Pemex durante los últimos dos gobiernos federales.

Así, Romero Oropeza destacó que durante el sexenio de Felipe Calderón, la deuda de Pemex aumentó de 68 mil millones de dólares a 82 mil millones de dólares. En la administración de Enrique Peña Nieto, la deuda se incrementó significativamente, alcanzando los 131 mil millones de dólares para 2018.

En contraste, el gobierno de López Obrador consiguió disminuir la deuda, logrando lo que Romero Oropeza describió como «30 mil millones de desendeudamiento en Pemex.» Esta reducción significativa en la deuda sugiere que las políticas fiscales y las estrategias financieras implementadas por el actual gobierno están teniendo un efecto positivo en la situación financiera de Pemex.

Quizás también te interese:  AMLO pide reforma a la ONU, pero no reconoce genocidio de Israel en Gaza

Aunque Pemex recibió transferencias significativas del Gobierno Federal, Romero Oropeza aclaró que la empresa entregó más de 4 billones de pesos a la hacienda pública hasta abril de 2024, demostrando que Pemex no es un «barril sin fondo», como algunos han sugerido. Después de restar las transferencias recibidas, la diferencia positiva es de 3 billones de pesos.

NotiPress/Gustavo Torres