Pulsa «Intro» para saltar al contenido

El desconocido rol del seguro para persona clave para la protección de las pymes

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de las 5.541.076 de empresas activas actualmente en México, el 98,7% son micro, pequeñas y medianas empresas (pymes), las cuales representan más del 50% del PIB del país. Cada una de estas empresas es dirigida por una persona clave, que desempeña funciones vitales para la compañía.

Teniendo en cuenta que las personas están expuestas a distintos riesgos, se necesitan aseguradoras que ofrezcan una cobertura para estos sujetos ante riesgos e imprevistos como enfermedades graves, invalidez o defunción de una persona clave y, de esta forma, darle continuidad al negocio y su estabilidad financiera.

En este sentido, Jesús Quiriarte, director general de Grupo KC, le comentó a NotiPress que «una persona clave varía dependiendo de cada organización por su tamaño y giro. Es decir, cada empresa tendrá sus parámetros y perfiles de cuáles personas son las que puede considerar como clave para el negocio».

Un seguro para persona clave se define como un seguro de vida individual contratado por la empresa con el consentimiento de la persona para asegurarle. Entre las ventajas de este seguro se encuentra la continuidad operativa, como también la garantía de que los fondos proporcionados por el seguro pueden ser utilizados para reclutar y capacitar a un reemplazo adecuado, de esta forma se reduce el tiempo de inactividad.

Otra notable característica es que, como los seguros han evolucionado, mejorando su funcionamiento, actualmente no solo protegen a la persona ante fallecimiento o invalidez, sino que además se protege la supervivencia. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), la cultura del seguro promueve el ahorro para afrontar varios escenarios. En este caso, si la persona clave asegurada no falta, se recupera el ahorro acordado al momento de terminar el plazo definido por la póliza.

Quizás también te interese:  Comercio en Colombia mantiene caída en ventas

Quiriarte señala que el hecho de que una empresa adquiera un seguro para persona clave «puede aumentar la confianza de los inversores y socios, mostrando un compromiso con la gestión de riesgos». Además, agrega que «uno de los beneficios fiscales es que la prima es deducible del 100%, con fundamento en la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR)».

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), en México, sólo 1 de cada 5 personas tiene la protección de un seguro. Una cifra alarmante si se consideran posibles riesgos laborales como accidentes, enfermedades, invalidez, muerte o catástrofes provocadas por la naturaleza.

Ante este panorama, el director general de Grupo KC considera que debe haber un sistema de cobertura preparado para cualquier percance. «Una de las lecciones que aprendimos durante la pandemia fue el estar preparados ante eventualidades. Ya sea en el ámbito personal o en el empresarial, debemos de contar con herramientas que nos permitan hacerle frente a sucesos que pueden poner en riesgo la estabilidad de nuestro patrimonio o la continuidad de un negocio», afirma Quiriarte.

NotiPress/Axel Olivares