Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La inflación en Argentina muestra signos de desaceleración en mayo con 4.2%

La inflación en Argentina registró una desaceleración en mayo, alcanzando un aumento mensual del 4,2%. Este dato, proporcionado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), marca el quinto mes consecutivo de descenso en el Índice de Precios al Consumidor (IPC). A pesar de que la inflación interanual se sitúa en un alto 276,4%, los primeros cinco meses del 2024 han acumulado un incremento del 71,9%, continuando la tendencia a la baja observada desde diciembre.

El ministro de Economía, Luis Caputo, destacó en su cuenta de X que «El IPC Nacional registró una variación de 4,2% en mayo, marcando el menor registro mensual desde enero de 2022». Estas cifras sugieren un avance positivo en el control de la inflación, especialmente considerando que es la primera disminución interanual desde julio de 2023.

Por ello, la desaceleración de mayo se posiciona por debajo de las expectativas del mercado. Según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central de la República Argentina (BCRA), la mediana de las expectativas para abril y mayo eran de 7,5% y 5,2% respectivamente. Esta diferencia refleja una inflación acumulada entre diciembre y mayo que es 50 puntos inferior a lo proyectado por los analistas, subrayando la efectividad de las políticas implementadas. En abril, la inflación fue del 8.8%.

Además, Caputo señaló que «La dinámica de precios volvió a ubicarse por debajo de lo esperado por el consenso de los analistas participantes en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA». La inflación núcleo, con un 3,7% en mayo, representa el ritmo más bajo desde enero de 2022, lo que refuerza la tendencia de desinflación.

Quizás también te interese:  Regulación de cripto abre debate sobre libertad financiera contra prevención delictiva

Destaca la media móvil de tres meses del IPC Nacional, que también mostró una reducción significativa, situándose en el nivel más bajo desde julio de 2023 y siendo casi seis puntos inferior a la media móvil de seis meses. Este indicador aún refleja los ajustes de precios relativos ocurridos en meses anteriores, incluyendo ajustes en el tipo de cambio y tarifas de servicios públicos.

Los datos de mayo indican que la inflación en Argentina está en una tendencia de desaceleración, ofreciendo un respiro en un contexto económico complejo. La continua disminución en la tasa de inflación sugiere que las políticas de control están comenzando a mostrar resultados tangibles, aunque la inflación interanual sigue siendo elevada.

NotiPress/Sergio F Cara