Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Lo que hay que saber sobre la renuncia de Milei a la jubilación de privilegio

Las tensiones en torno a las jubilaciones elevaron el debate político con dimes y diretes. NotiPress recopiló lo que hay que saber sobre la renuncia de Javier Milei a su jubilación de privilegio como mandatario. Todo se desató por la media sanción al proyecto de modificación de la ley 24.241 del sistema de jubilaciones y pensiones. Asimismo, la antesala del debate fue el incremento de los sueldos del Poder Legislativo promovido por el Congreso.

De aprobarte la modificación a la ley que autoriza el aumento del 8.1% a los jubilados, el jefe del Ejecutivo anticipó su decisión de vetar el proyecto, en caso de superar la aprobación del Senado. Esto intensifica la tensión entre Milei y el Congreso.

Tras la votación en la Cámara de Diputados en contra de eliminar las jubilaciones de privilegio para expresidentes y vicepresidentes, la oficina presidencial publicó un extenso comunicado al respecto. «La misma noche en la que se disponían a quebrar al Estado Nacional, optaron por perpetuar los privilegios de algunos», sostiene la carta. En efecto, Javier Milei presentó ante la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) la decisión de no recibir la jubilación de privilegio. Por su parte, ANSES aceptó la renuncia según publicó Javier Lanari, subsecretario de prensa del Gobierno nacional.

«Lo hago bajo el convencimiento de que nadie merece una jubilación de privilegio y mucho menos en la política», explicó Milei en un video publicado en TikTok

Lo que dice la ley

Según indica la ley 24.018 de jubilaciones y pensiones: «el Presidente, el vicepresidente de la Nación y los jueces de la Corte Suprema de la Nación quedan comprendidos en el régimen de asignaciones mensuales vitalicias». Los requisitos son «cumplir sesenta años de edad, o acreditar treinta años de antigüedad de servicio o veinte años de aportes en regímenes de reciprocidad». De ser así «comenzarán a percibir una asignación mensual, móvil, vitalicia e inembargable (…) cuyo monto será la suma que por todo concepto corresponda a la remuneración de dichos cargos».

Quizás también te interese:  Desarrollo personal: Cómo construir una autoimagen positiva

En el caso del Presidente de la Nación «tal asignación será la suma que por todo concepto corresponda a la remuneración de los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y para el vicepresidente las tres cuartas partes de dicha suma». Los montos varían entre los 2 y 6 millones de pesos mensuales. Una de las jubilaciones más cuestionadas es la de la expresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, quien cobra su jubilación y la de su esposo, el difunto expresidente, Néstor Kirchner. La eliminación de la ley fue puesta a votación el miércoles en la Cámara de Diputados. No obstante, el artículo en cuestión fue rechazado por mayoría.

Reacción de Milei

Milei no tardó en reaccionar y se desvinculó de su jubilación en carácter de Presidente y comentó al respecto durante su participación en la 30° edición de Agroactiva, en la provincia de Santa Fe. Apuntó a los diputados al decir que «están todo el tiempo enviando leyes para tratar de sabotear la columna vertebral del programa económico, que es el superávit fiscal. Una muestra de ellos la dieron ayer».

«Y como si todo esto fuera poco –afirmó Milei-, se bloqueó el tema de eliminar las jubilaciones de privilegio. Así es que a mí me importa un rábano, pues yo voy a renunciar a mi jubilación de privilegio porque ¿saben qué? Si yo hago bien mi trabajo, después voy a poder seguir trabajando en el sector privado, cuando deje este puesto».

Además, agregó: «estos están acostumbrados a hacer zafarrancho, durante los últimos 100 años, entonces tienen un seguro, que son las jubilaciones de privilegio. No, basta, si hiciste las cosas mal, mereces cagarte de hambre, por hijo de puta, y por eso hay que eliminarlas».

Quizás también te interese:  Beneficios de promocionar una cultura organizacional de excelencia en el nearshoring

Javier Milei y el Congreso mantienen una relación tensa después de que la ley Bases enviada por el Gobierno se viera truncada en su primera oportunidad. No obstante, es aún más tensa ahora desde el 5 de junio cuando la Cámara de Diputados no solo no derogó las jubilaciones de privilegio sino también se aprobó la ley de movilidad jubilatoria y un aumento del 80% para los legisladores.

NotiPress/Axel Olivares